21 diciembre 2011

Mensaje de Navidad de Marcos Requena

Buenos días, amigos meditadores. Reciban un fraternal abrazo y mis mejores deseos.

En mi historia actual, celebrar la Navidad significa tomar conciencia del invaluable obsequio que significa para la humanidad el nacimiento y vida de Jesús; significa estar profundamente agradecido por la presencia de Cristo entre nosotros y manifestar tal agradecimiento en oración compartida con familiares y amigos.

Celebrar la Navidad es para mí, también un momento para renovar mi compromiso a seguir el camino que Jesús nos ha trazado: el camino del encuentro con Dios, la fe permanente y el amor incondicional. Celebrar la Navidad es expresar que soy cristiano (o deseo serlo); estoy deseoso de que Dios me transforme; dispuesto a morir en mí para encontrar a Dios en los otros. 

Este es el significado que hoy tiene para mí la celebración de la Navidad. Les manifiesto a ustedes mi profundo agradecimiento por la ayuda que me están prestando en el camino de la meditación cristiana. Paz y felicidad,