27 junio 2013

Sobre la indiferencia y la frialdad - Pregunta de esta semana


Un amigo tuyo que medita te dice que se siente como atorado, en una noche obscura o en un desierto árido - no se siente imspirado para meditar....  ¿Qué le dirías a tu amigo  - qué hacer con la indiferencia y la frialdad? 

Respuestas:

Sobre la pregunta de este jueves que le dirías aún amigo  yo le diría que la meditacion  es gracia pero también es arte y como tal exige aprendizaje método y pedagogía. Cuando sientas aridez piensa que puede tratarse de pruebas divinas, no hagas esfuerzos por sentir. Hazte acompañar por los tres ángeles: paciencia perseverancia y esperanza - acepta con paz lo que tu no puedas solucionar,sigue meditando aunque no sientas nada, todo pasará ;mañana será mejor.son palabras del padre Ignacio Larrañaga y siempre las tengo presente en los momentos d aridez .El tiempo de Dios no es nuestro tiempo no olvides que la vida con Dios es vida de fe.  Que Dios este con todos!

Carmen María Mejía Ramírez de España

--------------------------------
Respondiendo a la pregunta de ese supuesto amigo, le diría que es una gran lastima que no llegue a conocerse a sí mismo, a apreciar la paz, la dicha, el amor, la sabiduría y todas las virtudes encerradas en su interior, la gran belleza de su alma y, por sobre todo, llegar a conocer quien es el que está en centro mismo de ella.

Alejandra Duger de Villa Ballester, Prov. de Buenos Aires, Argentina
------------------------------------
La indiferencia y la frialdad son etapas inevitables -y me atrevería a decir, necesarias-  en el camino espiritual. Así lo muestra el ejemplo de muchos santos y personas virtuosas. Como en la vida, cuando encaminamos nuestros esfuerzos hacia una meta, tropezamos no pocas veces: suele haber dificultades que vencer, variados obstáculos; pero si la meta es valiosa, seguramente nos esforzaremos por alcanzarla a pesar de todo. El camino de la meditación nos propone una meta valiosísima: la unión con nuestro Cristo interior, y en Él con el Espíritu y el Padre. Esa unión convierte totalmente nuestras relaciones con nosotros mismos, con el mundo y con los demás, limando nuestras asperezas. De modo que una meta tal bien merece el esfuerzo por ser fieles al Camino, ESPECIALMENTE cuando sobrevienen la indiferencia o la frialdad. Es mi modesta opinión.

Juana del Valle Rodas de Salta, Argentina
--------------------------------
Le diría que no está solo, que escuche la voz interior que siempre lo acompaña, que respire hondo y cierre los ojos y piense en todo lo bello y reparador que existe...lo hacemos en yoga... que convoque a su mente y corazón todo lo que lo serene...la indiferencia y frialdad...no darles importancia ...tenemos más que eso! 
----------------------------------------
Empezaria por oscultar q le llevo a esa falta de sencibilidad. Le dedicaria tiempo para combatir la indiferencia. La cual lo llevo a la frialdad. Luego ayudarlo a adquirir esas experiencias para sensibilizarlo y llevarlo al tema de la meditacion. Es trabajo misionero. Para luego evangelizarlo y guiarlo con la sabiduria del Espiritu Santo a alcanzar esa coneccion a traves de la meditacion.  Es un tesoro q Jesus Cristo ha puesto en mis manos, pues es mi amigo. Con la ayuda del Señor haremos resplandecer a este diamante para q muestre y sea
testigo de la gracia de nuestro Señor Jesus Cristo. Amen.
  
----------------------------------------

Pienso que es normal en la experiencia de la meditación Cristiana pasar por muchos momentos de atoramiento, sequedad, nada de emociones o efluvios. Y creo que la razón es porque la meditación no se basa en sentimentalismos o sentimientos que son pasiones (cosas que pasan). La meditación es una oración  basada en la fe. La fe es la primera condición que Jesús requirió de todas las personas que se acercaron a Él para ser sanados. No solo fueron sanados de su dolencia fisica, sino que experimentaron la Salvación.
Por la fe experimentaron la presencia de Dios en ellos como la mujer que le lavó los pies a Jesús en la casa del fariseo Somón. La salvación es ser concientes  que el Dios Infinito habita dentro de nosotros.    La fe, como dice la carta a los Hebreos es la certeza de las cosas que esperamos. Esa certeza es un dón de Dios que no está sujeto a los vaivenes, o altos y bajos  de los sentimientos.  El que medita, no ve, no siente ni oye a Dios pero tiene la ceteza por el testimonio de Jesús de que Dios está siempre presnte. No importa que sintamos sequedad. El meditador sabe que su camino de vivir en la presencia de Dios es una permanente noche oscura para los ojos fisicos. Pero no para el ojo interno de la fe. Yo le llamo el tercer ojo que nos fue dado en el bautismo.
Lo importante es seguir practidcando, todos los dias, mañana y noche. Aun cuando sintamos sequedad y desierto sabemos que Dios siempre está presente. Nuestras acciones diarias de amor a los demás deben ser la expression de la presencia de Dios en nosotros.

------------------------------------
Creo que es gracias a estos momentos de aridez, de indiferencia y de frialdad que ha ocurrido la santidad para muchas personas.  Estos son los momentos en que vemos que no podemos y es quizás la mejor lección de humildad que aprendemos.  Cuando se nos atraviesa una noche obscura, ahi nos percatamos que la Oración no es cuestión de éxito o de fracaso; de medir nuestro progreso y darnos de latigazos si no cumplimos las metas; de percatarnos que en la Oración no estamos buscando la iluminación o la santidad o la auto-admiración. 

Por otro lado nuestros éxitos personales requieren un gran esfuerzo - como la disciplina del estudio y del trabajo; como la disciplina de alimentarnos bien y de hacer ejercicio; como la disciplina del ahorro; como la disciplina del orden y de la armonía .  Todo esto requiere un esfuerzo humano que nos da resultados y satisfacción.  Hay personas que son más disciplinadas que otras y que pueden entonces lograr esos resultados con una relativa facilidad - mientras que hay otros que les cuesta mucho trabajo - pero ambos lo hacen.

Pero en la Oración Contemplativa, como en todo tipo de Oración, participamos por la Gracia de Dios; por haber escuchado ese llamado interior a una vida más sólida; por escuchar esa campanita diaria que nos llama a la Oración; por tener un enorme anhelo de estar y ser con El, quien nos espera, quien nos acompaña, quien nos sigue de una forma sutil.  

Oramos por la Gracia de Dios y cuando de pronto nos damos cuenta de que estamos secos, indiferentes y fríos, esta es otra llamada, otra invitación, porque el gran "resultado" de una noche árida es que nos percatemos.  En esa toma de conciencia, está la invitación.

Podemos responder a esa invitación tan sui-generis lamentándonos de nuestra indiferencia espiritual; o pidiendo a otros que se pongan a rezar para que algo pase y yo me descongele; o podemos entrar a la espiral del análisis dándole vueltas inútiles a porqué me siento así.

Pero podemos quedarnos quietos un ratito y ver que ahí está Jesús haciendo su invitación a través del percatarnos de la noche obscura.  Podemos decir "borrón y cuenta nueva" y re-iniciar.  Es el momento de  re-iniciar meditando por periodos cortitos varias veces al día, retomar el camino con decisión y alegría.  Recordar que ya sabemos de qué se trata; ya hemos experimentado la alegría y la paz del Señor.  

Cambiaría yo un poco la frase de San Agustín:  ´Donde abundó el pecado (la frialdad, la indiferencia); sobreabunda la Gracia".


Lucía Gayón en Ixtapa




--------------------------------------------------

Me permito recordar el hermoso poema de Amado Nervo..."no me prometiste tu sólo noches buenas,y en cambio tuve algunas, santamente serenas" de  Meditación en Paz...,
parafraseando esto...la Vida y Dios propone lo bueno...pero el hombre pasa por etapas, que tornan dificultosas sus acciones y sus pensamientos...tengamoslo presente el sortear estos embustes del destino que nos distrae de nuestros objetivos...
Buena meditación! 

------------------------------------------------------------


Creo que lo primero que hay que hacer es distinguir entre el desierto que inevitablemente hay que pasar para la libertad, entre la noche que antecede a la luz, y la frialdad e indiferencia que se queda al margen y que, casi como que rehuye, como que no quiere entrar en la dinámica.

La noche los místicos la ven como lugar de encuentro, como lugar de salvación:

¡Oh noche que me guiaste!,
¡oh noche amable más que el alborada!,
¡oh noche que juntaste
amado con amada,
amada en el amado transformada!  

El desierto es como lugar de paso.

Noche y desierto nos hablan de paso, de Pascua, de ir de  la esclavitud a la libertad. 

Todos hemos de atravesar la noche para ir al día. Y es en la noche donde afloran nuestros miedos, nuestros recelos, nuestro subconsciente, y donde hemos de esperar en la luz, a la luz que viene en la alborada.

Todos hemos de atravesar el desierto, que para el creyente, es el mismo desierto de las tentaciones, como las que tuvo Jesús y el Pueblo de la Alianza. Por lo tanto es un momento de Prueba, y a la vez es un lugar donde la fuerza de Dios se muestra fuerte, y ponemos en El la confianza.

Noche y Desierto son lugares para la fe, y por lo tanto todo meditador y todo cristiano ha de pasar por ello. 

En ambos estados no necesariamente han de darse la indiferencia y la frialdad.
Respecto de la frialdad y la indiferencia, se pueden dar antes de entrar en este desierto y en esta noche, o se puede dar durante este desierto y esta noche, cansado y en la rutina, como sintiendo que camina sin ilusión y sin esperanza, o pueden no darse porque se está muy motivado y movido por la fuerza de Dios.

Somos personas que no podemos dejar aparte nuestros sentimientos y nuestras respuestas emocionales, y por ello hemos de escucharlas y tratarlas, sabiendo que no son fijas y que pronto cambiará nuestro estado y seguiremos adelante.
Cuando se trata de frialdad, vencerla supone calentar, o sea motivar la fe.
Nuestra naturaleza es el amor, por lo tanto si estamos fríos ante el amor y ante el seguimiento de Jesús hemos de ver qué nos ha llevado a ello. 

Porque la mayor de las veces es por dos causas:         

Una, que hemos puesto el apetito y nuestro corazón en otras cosas, por lo que no puede entrar Dios donde ya lo ocupan otras cosas. No podemos sentir hambre de una buena alimentación y comida si estamos empachados de chucherías y comidas indigestas. Por lo tanto hay que mirar si nos alimentamos del pan de la vida       o si nos alimentamos de otras cosas que nos quitan el gusto y sabor de Dios. El amor de Dios no entra si estamos saciados de otros amores.

Otra, es que habiendo dejado amores baldíos y vacíos, estamos en una situación intermedia, de transición, donde todavía no hemos encontrado el manjar de la fe, y a su vez no queremos volver a las indigestas comidas y amores de antes. Esta ausencia es como un desierto, esta ausencia es vaciarse, y supone una purificación de nuestras anteriores            formas de amar, antes de aprender a amar de una forma nueva, que es más libre y a su vez más sana para el amado y la persona amada.

Creo que es bueno distinguir entre frialdad e indiferencia, porque el que es frío, no es indiferente, sino que su postura es de un no, y por lo tanto lo que necesita es fuego del amor de Dios para calentar esta frialdad y decir . Mientras que la indiferencia, es como que le da igual ocho que ochenta. No es ni sí ni no, sino que pase lo que pase no le importa, y esto es más difícil
de tratar, porque lo frío se calienta, lo caliente se enfría, pero lo indiferente...., lo indiferente necesita saber la gran diferencia que es vivir desde el Amor, porque no se puede ser             indiferente al amor, o es sí o es no. La postura de la indiferencia es una postura intermedia, que prefiere no tener partido, no pronunciarse y que no le afecten las cosas, pero             bajo ello se esconde una autodefensa para no optar, para no comprometerse, para no decidir sobre sí mismo y sobre su vida. Sea como sea al final la pregunta sigue estando,         y esperando su respuesta, y nosotros hemos de mostrarle que la mejor respuesta es estar de parte de Jesús quien dijo Sí, como María y los que le siguieron.

La Meditación es una manera en la que se dice sí desde dentro para emerger a todo lo que hacemos, a todos nuestros actos.


.------------------------------------------------------------------ 
Publicado por:

www.permanecerensuamor.com


25 junio 2013

Pregunta de la semana

Una futura meditadora te contacta y te dice que tiene un carácter muy difícil; que es enojona, que se desespera fácilmente cuando otras personas no hacen las cosas que deben de hacer; que es intolerante.  Que muchas personas la encuentran desagradable por su personalidad.

Ella te dice que si la meditación cristiana la puede cambiar.

¿Qué le responderías?


---------------------------------------------
Daniel Alvarado responde:
"yo le diria que que se abandones a la meditacion, que sea fiel a la disciplina de meditar 2 veces al dia. pero antes le preguntaria si tiene un verdadero deseo de ser diferente."
-------------------------------------------- 
 Mila de Buenos Aires responde:
"sí te cambia. Si ya tienes el movimiento interno de acercarte a lo divino a través de la meditación...eso es bueno...y la búsqueda hace posible el hallazgo. ...lo dicen las Bienaventuranzas...Siempre lo bueno se logra con una meditación ordenada que cambia para bien a las personas. Le daría la bienvenida al cambio que construye el interior...welcome!! meditemos unidos!!" 
--------------------------------------------
Jesús de España responde:
"Primera actitud:
El Señor te acepta como eres, por aquí se empieza, no en si debemos ser tal o ser como cual.

Segunda actitud:
Si Dios me acepta tal y como soy, he de aprender a ser feliz tal y cómo Dios me acepta.

Tercera:
Si soy feliz tal y como soy, ya no tengo necesidad de enojarme conmigo o con los demás, ya no tengo necesidad de ser intolerante, porque acepto las cosas y a las personas.

Cuarta:
Si Dios me acepta a mi, del mismo modo acepta a los demás, luego tengo que aprender de Dios para que me enseñe también a aceptar a los demás como Dios me acepta y como Dios les acepta y quiere.

Quinto:
La aceptación con uno mismo no significa permitir todas mis manifestaciones y conductas. No usemos de lanzadera lo de la aceptación propia para hacer y permitirnos lo que queremos: algunas de esas conductas no son propias, no nos constituyen, las hemos aprendido bien en los primeros años o bien de generación en generación, y no nos constituyen. Nos confunden creyendo que somos así (deprimidos, coléricos, inestables, ...), y decimos, que no lo podemos cambiar, pero no es cierto, no somos eso que nos llamamos.

O sea, no nos vale decir, que como yo soy así, entonces hago tal o cual cosa...

La aceptación es aceptarnos y querernos como Dios nos creó, como Dios nos llama desde antes de nacer..

En psicología hay un tema muy candente que muchas veces es una de las grandes lagunas para la transformación, y es que se dice, que somos genio y figura hasta la sepultura.

Hay dos escuelas, una nos dice que cuando nacemos somos una tabla rasa donde empezamos a escribir y otra más determinista.

Es cierto que los genes son los genes y hay tendencias que parecen determinarnos.

No podemos cambiar el color de los ojos, ni tampoco podemos añadir un codo a nuestra estatura, como diría el maestro, eso es la parte que podríamos decir que nos condiciona más fijamente, pero hay otros condicionamientos que dependen de nosotros.

Por otro lado hay una palabra que es importante y es la conversión del corazón, a lo cual estamos llamados todos para ser imagen de Dios, impronta de su ser.

Esta es nuestra verdadera naturaleza, ser imagen de Dios, semejanza suya. El corazón allí tiende, como la lluvia a la tierra.

Miremos los grandes personajes bíblicos que se convirtieron:

Pedro después de convertirse dejó de ser cobarde y proclamó el evangelio ya con riesgo de su vida, pero su ímpetu, su liderazgo, su ser pétreo, su forma de abordar las cosas eso siguió.

Pablo dejó de perseguir y de ser violento, pero tenía un carácter y hablaba de un aguijón que no se le quitaba, que ahí estaba, pero por la gracia de Dios seguía adelante.

Con lo cual todo no lo vamos a superar, pero sí hay un cambio, un verdadero cambio del corazón que va calando y que nos habla que nada hay imposible para Dios.

Pongamos otro caso, de Marta y María, que no se cómo sería su conversión, pero una tenía una tendencia al servicio, y la otra a la escucha, y esto no les cambió, sino que lo importante fue seguir a Jesús.

Se trata de descubrir lo genuino y auténtico de uno y una mismo.

Por ello, lo importante, como dice Santa Teresa es el conocimiento, y a donde Dios nos llevara ir, y si no esperar, y llevarlo lo mejor posible.

Es importantísimo esto del conocimiento para la oración, sin el vamos errados. Pablo dice que es como quien se mira en el espejo y al poco pierde su imagen, se olvida de como es.

De lo que es pecado, siempre se le puede vencer, porque no es nuestro, Dios no nos ha creado así, pero en lo que no es pecado, en lo que nos constituye, esto sí es nuestro y nos define e identifica.

Bueno esto es lo que se me ocurre a bote pronto, pero se podía estructurarlo más y daros más ejemplos, y hablar de la personalidad que en griego tiene que ver con la máscara, y por lo tanto quitarse esta máscara es encontrarse a uno mismo, lo que supone que la personalidad no es invariable, pero que en cambio el carácter, lo más constitutivo es como meterse en los cimientos y esto es más difícil.

Dios quiere hombres y mujeres nuevos y con su resurrección todo lo hace nuevo, somos criatura nueva. Dejemos el hombre y la mujer vieja, despojandonos de las viejas obras y revistamonos del hombre y la mujer nueva.

Además os puedo hablar de mi mismo, y os puedo decir que no os creáis que ya no se puede cambiar, que sean cuales sean las circunstancias, los años, la situación, Dios nos modela como el barro en manos del Alfarero.

Permitamos la acción y el obrar de Dios en nuestras vidas.

Un abrazo, Jesús

Tres Cantos"

--------------------------------------------
 Respuesta de Lucía Gayón de Ixtapa, México
"Querido Yesús:
Me identifico totalmente con tu hermosa respuesta - me encantan los 5 puntos que describes.    Tu respueseta denota una total convicción del Amor de Dios - El nos acepta, nos ama, le gustamos y le caemos bien! 

Así como expresas muy bien las actitudes que podemos tomar respecto al "así soy y por lo tanto me salgo con la mía", también ocurre lo contrario - no nos sentimos hijos de Dios, no nos sentimos amigos de Jesús, nos devaluamos porque le damos mucha importancia a nuestras debilidades - nos centramos en el pecado y nos quedamos ahí atorados viviendo la psicosis de la culpa.

Dios es la Verdad y solo la Verdad nos hace libres.  Y justamente, nos hace libres de esa devaluación o de la falsa concepción de lo que creemos que somos - nos creamos según nuestra imaginación.  Pensamos que somos una descripción de lo que otros captan de nosotros, o nos ponemos ropaje que no nos corresponde basado en modas psicológicas e incluso hasta en el horóscopo.

En el Evangelio de hoy, Jesús pregunta a sus discípulos quién piensan quien  es  Él.  Entre tropezones por ahí Pedro le dice algo así como que El es el Mesías - pero me parece que su tono no es muy convincente. 

Hoy 23 de junio de 2013 si nos preguntamos quienes somos nosotros, probablemente responderíamos con el mismo escepticismo de Pedro.  Y si Jesús nos preguntara quién es El posiblemente podríamos dar una mejor respuesta o con una mayor convicción.

Pero tenemos que llegar al punto de preguntarnos quiénes somos nosotros - y tal vez para facilitarnos la respuesta, formularía la pregunta así:  "¿Quién eres tú a la luz de Dios"?" 


--------------------------------------------
Respuesta de Jesús de España:
"Gracias, me encanta tu forma de ver, porque somos incompletos, y entre unos y otros hacemos el cuerpo de Cristo.

Es cierto, que muchas veces utilizamos el como soy así...y nada ni nadie me va a cambiar para aferrarnos a una imagen de nosotros mismos que no queremos cambiar, y que también ocurre lo contrario, que  no nos gustamos, que la imagen que tenemos de nosotros mismos es devauladora, sin aprecio, y que tampoco se ajusta con la realidad, no estamos siendo justos con nosotros mismos.

La pregunta sobre quién es Jesús, es también una pregunta sobre quién somos, porque dependiendo que cómo nos vemos, así respondemos a cómo es Jesús.

Hasta que Jesús nos vaya limpiando, y modelando a su imagen, para reconocernos en El, y reconocernos a nosotros mismos de una manera adecuada como Dios nos ve, como hijos amados de Dios.

Si nos vemos desde el Amor todo cambia.

Si nos vemos como Dios nos ama, todo cambia.

Y la pregunta sobre quién es Jesús se ajustará más y será más auténtica.

A mi me queda mucho, mucho para descubrir todo el amor que Jesús me da, y por lo tanto también me queda mucho para conocer todo el amor que habita en mi.

Gracias, Lucía, eres una mujer Luz, y me encanta cómo alumbras la Palabra y las experiencias de cada uno.

Un abrazo a tod@s

Jesús

--------------------------------------------
Respuesta de Javier Gandara de Pachuca, Hidalgo, México
Hola: Bien aqui comparto mi respuesta.
Es interesante discernír sobre la imagen el caracter y la personalidad con respecto a la espiritualidad. En la meditación se alcanzan ciertos pensamientos de conciencia. 
Principalmente se entiende, se comprende y se menciona de una tendencia hacia el crecimiento espiritual en contraposición al desapego del materialismo. Muchas veces se menciona sobre el equilibrio de una dualidad, pero más allá de la dualidad se define una vocación profunda de formas espirituales, una espiritualidad más elevada que omite gradualmente los apegos materiales y físicos. La espiritualidad lleva a conocer al espíritu, una energía por principio sutil. Lo físico es una energía densificada en la que estamos ineludiblemente inmersos pero de la que muchos ya buscan progresivamente trascender, y naturalmente y con todo derecho para muchos también se torna hasta atractivo desarrollar belleza física y material agradable a los sentidos corporales. 

A mayor conciencia espiritual mejor energía sutil y menor energía densificada. Las prioridades van cambiando, ya no a los apegos sino a la libertad del espíritu y el amor universal.

 En la meditación la idea es trabajar con esa energía sutil que acerca más al espíritu divino. Cuando la conciencia ya esta lista para iniciar una transición espiritual se prepara para la belleza excelsa del espíritu, hacia otros elementos que en la energía densificada no percibimos pero que simplemente son cosas maravillosas, hermosas y grandiosas a las que que estamos llamados y que precisamente metaforicamente Jesús nos hace la invitación; al gran banquete celestial al cual solo se se asiste de gala y de etiqueta... (energía y frecuencia en el espíritu santo).
Yo le diría a esta futura meditadora que efectivamente la meditación la puede cambiar,
y cambiar tambien los paradigmas.    Saludos en el amor Crístico.

--------------------------------------------
 Respuesta de Fernando Romero Muñoz de Morelos, México

METAnoia se da en MEDITACIÓN, precisamente !!!!

S H A L O M !
--------------------------------------------
Respuesta de Alicia de Carmen, Patagones, Prov. de Buenos Aires, Argentina

Bendito sea el Señor!!
Las distintas respuestas  nos siguen haciendo crecer en agradecimiento y fe, Yesús y Javier,  hay mucha enseñanza y hermosura en sus mensajes
Agradezcamos y alabemos a Dios.!!!! Que sigamos bendecidos !!!.. Muchas Gracias!!!!

La pregunta de Luci, los distintos mensajes, nos llevan a detenernos en la capacidad que nos fue regalada: la capacidad de amar .

Capacidad  en relación a todo,  lo que nos toca vivir, lo que creemos que somos, y lo que somos verdaderamente,  como así también en relación a lo que los demas son y lo que creemos de ellos.

Como todo nos lleva a Dios es bueno recordar a dos amigas, Santa Teresa de Jesús o de Avila y  Santa Teresita del Niño Jesús maestras en el arte de contemplar a Jesús y todo lo que se refiera a crecer en amar como Dios sabe que somos capaces de hacerlo.

Estas dos carmelitas  ayudan a ordenar los tantos siempre desde lo que cada uno es y puede, ellas tuvieron que vencerse a si mismas en muchos aspectos, a fin que la gracia imperara en ellas, padecieron enfermedades, sufrieron  enojos y superaron juicios de poco vuelo, convivieron con personas muy  díficiles, que al fin de cabo Dios se las ponía delante para triunfar sobre defectos propios, con evidente ganancia para todos. 

La meditación tiene como fin la contemplacion, que nos hace uno con el Amor. Nadamos en la gracia vamos despertando a este hecho invalorable, esto nos lleva a ser sumamente prudentes con los demás.

La ayuda divina siempre esta disponible. Dios  alcanza el colirio divino al que lo necesita y más al que lo pide con humildad, todos nos ayudamos en este despertar.

En la naturaleza, como podemos percibir, todo es un canto a la espera, a la paciencia, el mensaje es claro, respetar los tiempos de cada uno y amar....respetar y acompañar, comprender amando.  Alabemos al Señor!!!!

Santa Teresa de Jesús o de Avila,  nos dejó  entre tantos valiosos escritos, un poema que se ha popularizado en su forma corta pues en realidad es más extenso. Se ha hecho hábito detenerme y profundizar en el mensaje de cada una de los versos y siempre salgo con ganancia cierta.

Sus palabras tienen el valor de lo vivido personalmente por esta mujer excepcional, y sirven para ordenarnos al amor verdadero,  para esclarecer pensamientos confusos con respecto a sí mismo y los demás y a todo lo que se vive.
Sin lo conocen,  los invito a  recordarlo juntos.

Nada te turbe ,
nada te espante,
todo se pasa.
Dios no se muda.
La paciencia todo lo alcanza,
 al que a Dios tiene
nada la falta
Solo Dios basta!!!


Santa Teresita del Niño Jesús es una pequeña, gran amiga contemplativa, aporta lo suyo y nos colma también de gozo, esperanza y paz  a fin de lograr conocernos y conocer a los demás, sin juzgar, amando simplemente, dejando fluir la gracia e irradiándola,  para hacer diferencia, entre lo que el mundo aplaude, la eficiencia que luce y el anónimo  no, humilde acto, que responde a  un hacer que quiza no luce tan bien,  pero que es perfecto en amor.
Teresita nos ubica acerca que es lo único que Dios nos pide.

No te inquieten mucho tareas de día 
Amar es faena de toda la vida
Si alguien a ti te dice :
No se ven tus obras.
di :
He amado mucho esa es mi divisa...

 
Los quiero mucho desde el amor infinito de Jesús y María

Alicia
--------------------------------------------
Respuesta de Jimena:
Estimados Todos!!

Que bonito compartir nuestras ideas nuevamente. Gracias Lucía por tu esfuerzo.:)

Con respecto a la pregunta de esta semana, creo que si una persona se da cuenta de que su carácter la está afectando y esta buscando la forma de cambiar, pues por su puesto que sí la va ayudar, puesto que la meditación nos quita de a poquito eso que nos estorba para estar bien con nosotros mismo y con los demás, y que tal vez nos da esa conciencia y también la voluntad para conseguir los recursos necesarios para el cambio que buscamos.
--------------------------------------------
Respuesta de Griselda Fulfaro de Buenos Aires, Argentina
 
Creo que la meditación es de alguna manera "rendirse", entregarse el Señor, dejar que "se 
haga su voluntad" y en ese acto de fe la transformación es posible.
 
 Porque es una renuncia a uno mismo para ser restaurado en el Amor. El camino exige 
perseverancia, humildad y sencillez. Y el Espíritu trabajará silenciosamente en el corazón de 
quien sea, modificando, transmutando, haciendo crecer, sanando y llenando de luz esas 
zonas oscuras que necesitan ser renovadas. Uno no deja de ser quien es, sino que empieza 
a mirarse y con amor hacer una elección para vivir de otra manera, desde la paz interior que 
solo Dios en nosotros nos puede dar.
 
Entonces no por imposición, no por obligación sino por gracia divina las reacciones, las 
palabras, los gestos, todo irá cambiando, porque el cambio se produce al reconocer que 
somos conciencia pura y real que somos conciencia de Dios y la única elección de vida 
posible es desde el Amor.

--------------------------------------------
Publicado por:
 

19 junio 2013

En plena noche oscura, al meditar, al contemplarlo a El - Alicia

Queridos todos agradezcamos y  alabemos sin cesar la Bondad Divina:

Disfrutemos de esta armonía y comunión que se nos permite, me uno a cada uno en el agradecimiento que manifiestan por la bendición de encontrarnos y caminar juntos.

Ocupémonos tan solo cual rebañito pequeño y manso que ha elegido la escalada secreta y la mejor parte, "esa parte" que nadie puede quitarnos, firmes en el  contemplarlo a El y eso es lo que hacemos al meditar.

Sigamos firmes afianzando el paso, de manera anónima y silenciosa en nuestro precioso viaje que nos unirá a El, agradecidos por sabernos todos ungidos cual papel impreganado en aceite, por el mismo y único Espiritu Santo que está vivo en cada uno y en todos, o gozo inefable!!! avancemos con un corazón de niño, corazón que solo anhela  renovarse, purificarse.

Entre todos los caminos podemos recordar que elegir el de los más pequeños y humildes es el atajo infalible nos bastará tomarnos de la mano de Santa Teresita del Niño Jesús, ella nos enseñará  el camino de la infancia espiritual donde reina la confianza, confianza que lleva directo a los brazos del Padre.


En plena noche oscura, al meditar, al contemplarlo a El, recrdar y colmarnos de esperanza pues  vamos siendo iluminados acerca del poder del silencio, de la paciencia y otros tesoros invalorables, al contemplarlo en nuestro meditar por obra de la gracia alcanzamos otra dimensión, vamos comprendiendo la entrega por amor, el dar y el recibir, el estar alegres, vamos aprendiendo a lidiar con otras cargas, a avanzar sin maqillaje pues nos vamos conociendo y cae todo lo que hace al respeto humano, vamos comprendiendo el ser libres en el Libre pues solo el Amor cuenta.

Y todo esto por habernos detenido y entre todas las voces del mundo distinguir  la suave e insistente voz Divina y agradecidos  obedecerla diligentes:                        
                                      
Entra a tu cuarto cierra la puerta, y tu Padre que esta en lo secreto te recompenzará....

Bendito seas por siempre Señor!!! ahi vamos ahí estaremos Señor siendo todos uno en el Amor.


Los quiero mucho, desde el amor infinito de Jesús y María,



Alicia



Publicado por:
www.permanecerensuamor.com
 

18 junio 2013

Meditar y orar siempre sin desmayar - Magda Zambrano

El meditar y orar siempre sin desmayar. La palabra desmayar significa "fallar en el corazón", perder el ánimo, no querer seguir. Jesús dice: la oración no es solamente una necesidad, sino que debemos practicarla siempre, siendo perseverantes en todo momento y lugar. Debemos ponerle mucha atención a este punto porque es aquí donde muchos caen, flaquean y no continúan. Siempre le pido al Espíritu Santo que me ayude y me guíe en este peregrinar.

EL NOS TOMARÁ DE LA MANO Y NOS LLEVARÁ SEGÚN LA PERFECTA VOLUNTAD DE DIOS.




Publicado por:

11 junio 2013

Frutos de la meditación en mi vida - Nati Gutierrez

QUERIDOS AMIGOS,
CUANDO YO EMPECÉ A MEDITAR Y A LEER LOS MENSAJES MARAVILLOSO DE LUCÍA QUE LLEGABAN LOS DOMINGOS,SE PRENDÍA EN MI INTERIOR UNA LUCESITA QUE CON EL TIEMPO DESCUBRÍ QUE ERA JESÚS, QUE QUERÍA ENTRAR A MI CORAZÓN,A MI SER INTERIOR Y CON EL TIEMPO SIN DARME CUENTA, JESÚS CON NUESTRO PADRE FUERON PULIENDO MI INTERIOR,LIMPIANDO LAS COSAS NEGATIVAS Y ME ENSEÑARON A PERDONAR DESDE LO LO MÁS PROFUNDO DE MI CORAZÓN Y LO MÁS IMPORTANTE,ME ENSEÑARON A AMAR Y COMPREDÍ QUE EL AMOR TODO LO PUEDE,LA FE JUNTO CON EL AMOR PURO PUEDEN MOVER MONTAÑAS.

A MÍ LA MEDITACIÓN ME REGALO MUCHO,AMOR,PAZ,ALEGRÍA,ENCONTRARME CONMIGO,NADA MÁS Y NADA MENOS QUE CON NATI,ESA PERSONA QUE FUI DESCUBRIENDO TANTO EN SU INTERIOR ,COMO EN SU EXTERIOR.


ME ACUERDO CUANDO LEÍ EL LIBRO JESÚS MAESTRO INTERIOR,Y LEÍ CUANDO JESÚS PREGUNTABA QUIEN DICES QUIÉN SOY YO,Y YO ME PREGUNTÉ, QUIÉN SOY YO?,EL CAMINO DE LA ORACIÓN EN EL SILENCIO,ME MOSTRO QUIEN ES ESA NATI..........


MUCHAS GRACIAS POR ESTAR LUCÍA Y QUE DIOS ILUMINE TU CAMINO,CON AMOR 



NATI

Publicado por:
www.permanecerensuamor.com







Sobre la meditación con los niños y sobre los frutos de la Meditación - Griselda Fulfaro

A mi me resultó gratificante recibir esa seguidilla de mensajes..Fue agua fresca de renovación, creo que además, mientras los leía mi niño interior se regocijaba, se sentía escuchado y amado.

Es más, en mi opinión y desde mi corta experiencia,pienso que podría servir en algunas situaciones también para acercar la meditación a muchos adultos que aún son niños en su fe, pero están con ganas de crecer y esta guía puede servir de inicio (salvando las distancias y adecuando algunas cosas, obvio!!!) pero el apelar al niño interior, al niño que tenemos dentro y que en muchos casos todavía llora, es un buen principio.   Desde el silencio ir permitiéndole que se exprese y así cobijado por el Amor de Dios ira sanando y creciendo en la compasión, la solidaridad, la comprensión y el amor.


Aprovecho para responder a tu otra pregunta, acerca de los frutos....y definitivamente, te diré que experimento justamente eso más comprensión, más compasión, la necesidad de ser solidaria en esas pequeñas cosas de la vida cotidiana.  Una sonrisa puede cambiarle el día a mi vecino, un abrazo puede darle abrigo a un hermano, una palabra puede ser fuente de esperanza.....


Sigo en camino como eterna peregrina. Ahora camino acompañada...nos vamos encontrando, nos vamos uniendo, somos una comunidad de amor que se expande.




Griselda Fulfaro

Nota: Si deseas recibir los mensajes sobre la Meditación con los Niños favor de llenar el formulario en la sección "Gracias" de www.permanecerensuamor.com

08 junio 2013

Como una vasija - Javier Gandara Romero

Estoy muy encantado por compartir sus mensajes tan estimulantes. Diminutamente imagino a todo lo bueno y lo bello a que puedo espirar con la meditación cristiana segun la voluntad de Dios. Aprecio la frecuencia del espíritu que aquí se percibe. Para mi el meditar y contemplar en silencio por la mañana es como colocar ante Jesús una vasija o una olla vacía que en el transcurso del día será llenada con la gracia Divina, con su luz, su amor, su armonía y se ira derramando en el corazón.
 
Saludos en el amor de Jesús.




Publicado por:

07 junio 2013

Qué frutos veo en mi vida desde que comienzo a meditar? - Sandra Fritz



Creo que son cosas muy sencillas, igual las quiero compartir:
  •  Siento felicidad por cosas tan simples como sentir la brisa en la cara, ver caer las hojas en otoño, ver los pájaros bañandose en un charquito, etc.
  • Cuando alguien me falta el respeto o me insulta no me siento ofendida en mi orgullo sino que siento lástima por esa persona porque debe estar pasando por un mal momento
  •  Deje de sentir que Dios está encerrado en la Iglesia y lo siento presente en todo momento.
  • Me siento menos apegada a las cosas y a las personas.
  • Siento que nada sucede en mi vida - bueno o malo- si Dios no lo permite.
Un beso grande, 



Sandra.

Publicado por:
www.permanecerensuamor.com




Es fuego...calma...sosiego - Patricia Di Marzio

Es cierto, sentir a Jesús Vivo es una experiencia intransferible, no se puede transmitir con palabras a otros...es fuego...calma...sosiego. Quizás, la única manera es derramando ese Amor que te llega y te abarca, en los otros.
La espiritualidad que Jesús nos trae es tan inmensa, nos abarca, nos sana, nos confirma el amor de Dios.
Últimamente tuve algunas experiencias de adoración e imposición de manos, ahí realmente recibís la Gracia del Espíritu Santo, si tu corazón está suficientemente abierto y preparado podés confirmar su Presencia Viva y no te quedan dudas...es maravilloso!
Publicado por:

Respondiendo! - Celia Arnoni

La forma de meditar es sencilla, parece muy fácil pero en realidad me falta disciplinarme  y ser generosa con el tiempo a destinar.
 
El resto sé que será trabajo del Espíritu al que invoco cada día al despertarme y en todas las ocasiones posibles .Esta mañana en una espera larga haciendo tramites MARANATHA ha sido mi mantra para relajar mi mente y aceptar la situación .
Tengo la certeza de que el camino es largo pero no imposible y confío plenamente en que siempre estaré acompañada por el Amor incondicional del Padre.
 
Un abrazo sureño.
 
 
 
 
Publicado por:

Los frutos de la meditación - Carmen María Mejías Ramírez

Desde qué medito aunque me considero una novata pues sólo llevo un mes más o menos  siento mucha paz veo las cosas con más serenidad  antes cualquier problema reacciono con serenidad pues siento que El esta conmigo y no siento miedo se que me protege me guía y me tranquiliza.
 
Cada día llego a meditar con mucha alegría y te diré que al principio me costaba mucho llegar a los 30 minutos ahora se pasan rápidos.  Tambien es verdad que a veces te centras más que otras pero como tu dices la mente tiene que pensar y no puedes pretender quedar en un silencio total.
 
No se sí te dije que yo estoy en un taller de oracion sel padre Ignacio Larrañaga y como el dice hay que tener silencio en la mente y paz en el corazón  bueno pues esa paz la tengo .

Un beso 

Carmen


Publicado por:
www.permanecerensuamor.com